19.9.09

Oda a los vientos


Yo sé que este tema nosotras las mujeres lo evitamos siempre, fuera de toda delicadeza que cualquier mujer pueda tener, pero me atrevo a escribirlo porque es algo de los que estamos vivos también :)

El otro día que iba a salir con mi mejor amigo lo llamo para ver si ya está listo... me responde riéndose que está sentado en el trono, oye... praaaatatatá!!! osea, el, muy delicado y contando que es con una dama que está hablando pudo más la confianza que otras consideraciones.

Me vino a la mente las odas que Salvador Dalí escribió con relación a este tema, está en su diario y aquí se las dejo...

"Fragmentos de El arte de tirarse pedos o Manual del artillero socarrón, por el conde de la Trompeta, médico del Caballo de Bronce, para el uso de personas estreñidas - [El libro, sin fecha, salió al parecer en el siglo XIX. El editor de hecho no se enorgullecía mucho de publicarlo, ya que ocultó tras un pseudónimo , con domicilio en Miculo (Guayana)].

Es vergonzoso querido lector, que, con el tiempo que lleva usted tirándose pedos, no sepa todavía cómo los tira ni cómo debe tirarlos.

Acostumbramos a imaginar que los pedos sólo se diferencian por ser grandes o pequeños y que, en el fondo, son todos del mismo tipo: craso error.

El tema que hoy les ofrezco, analizado con toda la exactitud posible, había sido prácticamente ignorado hasta ahora, no porque se lo considerara indigno de ser tenido en consideración, sino porque no se lo estimaba susceptible de acomodarse a cierto método ni a nuevos descibrimientos. Otro error.

Tirarse pedos es un arte y, por lo tanto, algo útil a la vida, como afirman Luciano, Hermógenes, Quintiliano, etc. Es más esencial de lo que suele creerse el saber echar pedos adecuadamente.

Puede tirarse pedos con orden y gusto, tal como les haré sentir a los largo de esta obra.

Definición del pedo en general:
El pedo es un compuesto de ventosidades que sale a veces con ruido y otras en sordina, silenciosamente.

No obstante, ciertos autores bastante cortos se atreven a sostener absurda, obstinada y arrogantemente que la palabra pedo, tomada en su sentido estricto, osea en su sentido natural, no debe referirse sino al que emite ruido, apoyan su teoría en el siguiente verso de Horacio, que no basta para dar una idea completa del pedo:

Hay que medirlo en ana, en pies en pintas o en celemines? pregunta el incrédulo...
Pero hablemos seriamente, nosotros dividimos los pedos en Vocales y Mudos o Zullones propiamente dichos.

Los pedos vocales son naturalmente llamados petardos, del verbo petardear, es grande o pequeño, según la variedad de sus causas o de sus circunstancias.

-Pedos diftongos
-Pedos afectados
-Pedos involuntarios
-Pedos de provincia
-Pedos de virgen
-Pedos de señorita
-Pedos de recién casada
-Pedos de vieja
-Pedos de sabio
-Pedos de actor y actríz

...no los definí porque son muy largas las notas.


Salvador Dalí - Diario de un Genio.

4 comentarios:

Kiara dijo...

Yo no sé a quién se le ocurre contestarle a uno dizque: "estoy cagando". Los amigos míos lo hacen ¡qué delicados!

Anónimo dijo...

jajajaja, ya habia leido antes acerca de este libro, pues lo mencionaron en un programa de radio acerca de "cosas extrañas"...la verdad es que de todo escriben un libro!!!

-Kitty-

Anónimo dijo...

Por cierto, me gusta mucho la foto de Dalí que tienes ahi...estaba loco de remate, pero era un genio!!

-Kitty-

Rosita Colourfull dijo...

yo no entiendo esa vaina, me molesta!!

si es que dali era todo un personaje, por eso es que me gusta, hacia una clases de fiestas que ya tu sabes, sus obras son extrañisimas y los demas escritos ni se digan, hay uno sobre las moscas jajajaja que ocurrente este tipo!!! chulisima esa foto!!! :)